Chasing Coral, destinados a desaparecer

chasing coral

Las consecuencias del cambio climático son gravísimas, aumentan todos los días y se extienden de manera exponencial a todos los rincones del planeta. Se manifiesta cada vez con más fuerza y se hace sentir recién, cuando los cambios son visibles a simple vista. Pero la verdad, es que está presente hace décadas y trasciende a lo que permanece visible a nuestros ojos, afectando duramente a una enorme cantidad de ecosistemas, siendo el océano uno de los escenarios más críticos.

El calentamiento de los océanos, producto de la sobre emisión de gases de efecto invernadero, provoca una tragedia tanto dentro, como fuera del mar. El océano, que cubre más del 70% de la superficie terrestre, tiene entre sus funciones ser un regulador climático, ya que absorbe el exceso de calor del planeta, además de producir la mayor parte del oxígeno con el que contamos en la atmósfera y ser una fuente de recursos biológicos con los que millones de personas se alimentan. En otras palabras es indispensable para la creación de la vida y esencial para la supervivencia de los seres humanos. Un mar al que le debemos tanto y que estamos destruyendo. ¿De qué manera? Con el derretimiento de los glaciares y el aumento del nivel del mar, con la contaminación de basura y deshechos, con la acidificación del agua y el aumento de las temperaturas. Todo esto hoy está provocando la pérdida de la biodiversidad y la desaparición de ecosistemas completos.

Este es el caso de los corales, que están pasando por un proceso de blanqueamiento que los lleva directamente a la extinción y a la destrucción de todo el ecosistema que alberga. Chasing Coral, el nuevo documental de Netflix, retrata esta triste realidad buscando mostrar al mundo la real magnitud de este problema medioambiental. Un grupo de amantes del mar y biólogos marinos, junto al director Jeff Orlowski, son los encargados de registrar el grave deterioro del ecosistema, inventando una cámara secuencial para grabar la decoloración de los corales y enfrentándose a duras condiciones geográficas para filmar bajo el océano. En donde consiguen imágenes espectaculares y lamentables de cómo estos animales tan vitales para la biodiversidad se extinguen todos los días producto de la irresponsabilidad y descuido que tenemos como seres humanos con la naturaleza. Una película documental verdaderamente imperdible que con una hermosa fotografía y emoción, logra abrirnos los ojos ante esta realidad y hace un llamado a actuar, proteger y hacernos responsables y no quedarnos de brazos cruzados como humanidad frente a una tragedia ambiental que cada día cobra más víctimas.

Damián Saavedra

Damián Saavedra

Estudiante de periodismo. Amante del fútbol, el surf, la naturaleza y de la buena música. Crecí en un ambiente en donde la admiración y el respeto por la naturaleza era imprescindible, por lo que tengo el objetivo y compromiso como persona consciente de cuidar, respetar y proteger los ecosistemas y el medioambiente.
Más artículos de Damián