Chillán, el día después de la tormenta.

chillan (2 de 8)

Después de revisar el pronóstico del tiempo hace unos días en snowforecast.com y darnos cuenta que se venía una gran tormenta que prometía cerca de dos metros de nieve en la región del Bío Bío, no nos costó mucho tomar la decisión de partir por algunos días a Las Trancas. Este acogedor pueblo de montaña ubicado en Chillán, es muy visitado hoy en día y cada vez más turístico, ya que ofrece una increíble variedad de experiencias, sobre todo en temporada de invierno, donde los centros de ski están solo a un par de kilómetros hacia la cordillera, siendo Nevados de Chillan el más conocido de la zona.

Sin más rodeos, el viernes 14 de julio partimos un grupo de 3 esquiadores y 2 snowboarders, todos motivados en busca de grandes cantidades de nieve polvo y con la idea de explorar nuevas montañas aledañas al valle de las Trancas. Luego de un largo viaje, dada la intensa tormenta que azotaba la zona central, llegamos muy tarde a la cabaña que arrendamos en las Trancas, encontrándonos con temperaturas muy bajas, y con tan solo un par de horas de tiempo para dormir, ya que teníamos planeado levantarnos muy temprano para salir a randonear y ver que tanta nieve había caído.chillan (7 de 8)Cuando abrimos la puerta de la cabaña, no se podía creer – estábamos en Narnia o Japón – exclamábamos algunos. Rodeados de nieve por todos lados, la única opción de salir era randoneando desde la cabaña. Durante la mañana continuaba nevando, por lo que fue más bien un día de conocer e hicimos un tour en rando por las Trancas, para luego dirigirnos a Shangri-la, un sector de backcountry muy recomendado por los locales. Luego de varias horas de caminata, una vez más, Chile nos sorprendía con sus increíbles paisajes, en un sector mágico, rodeado de bosques y montañas. chillan (6 de 8)Este tipo de viajes, son los que no dejan de sorprender, y paso a paso, van superando todas las expectativas que uno tenía concebidas, sobre todo cuando las decisiones que se toman, terminan siendo las más acertadas: elegir el lugar donde se va a randonear, hasta la cara por la cual descender, considerando el peligro de avalancha al que nos sometimos dada la cantidad de nieve acumulada. Hasta ahora, este fin de semana fue el que disfrute los mejores días de poder de la temporada. Al final, todo el grupo se sentía bendecido y agradecido, por haber disfrutado de la nieve que dejó esta tormenta y experimentar durante varios días, de este mágico lugar chillan (8 de 8) chillan (1 de 8)Content-banner-INVIERNOComo recomendación, los dejó invitados a que conozcan Valle Hermoso, un sector muy accesible y con condiciones perfectas para randonear, donde podrán encontrar todo tipo de pendientes, y con algunas de las vistas más impresionantes del lugar. Este valle queda aledaño al centro de ski Nevados de Chillán. Se empieza randoneando desde el estacionamiento del centro, por un sendero que sube por un bosque precioso. Luego de más o menos 40 minutos, se llega a las fumarolas donde se siente un fuerte olor a azufre, y se logra contemplar el panorama completo de Valle Hermoso. Desde ahí se puede comenzar a subir y hacer distintas cumbres a todos los cerros que te rodean. Uno de los más conocidos es el Pirigallo. El consejo es ir bien temprano, sobre todo en días soleados, ya que la radiación UV transforma muy rápido la nieve, sobre todo esta, que se caracteriza por ser húmeda, y luego del mediodía, las condiciones se ponen muy inestables y peligrosas.chillan (5 de 8)DCIM109GOPROComo mensaje, los invito a salir, conocer y explorar nuevos valles y montañas de nuestra gran cordillera, no solo a la hora de randonear, sino que para realizar todo tipo de deportes outdoor: ya sea trekking, trail running, enduro, etc. Esto es por lejos, lo más entretenido y cuando más sorpresas nos llevamos del país en que vivimos y los paisajes que nos regala Chile.

Isidora Assler

Isidora Assler

Snowboarder dedicada al freeride. Apasionada por la montaña y por transmitir la vida al aire libre.
Más artículos de Isidora