Club de Paleo, la iniciativa que busca devolverle la mano a los cerros

Club de Paleo

¡¿Quién dijo yo?! Es que es imposible decirle que no a una iniciativa de este tipo. Un grupo de personas unidas por el interés de mantener, conservar y cuidar los cerros es un actuar ejemplar para todos. ¿Y cómo? Con intervenciones de pala, compañerismo y esfuerzo.

El interés por el mundo del outdoor suma y sigue sumando adeptos, y es que sí, es lo mejor, pero esto también trae consecuencias. Resulta completamente normal encontrarse los fines de semana con los cerros repletos de personas haciendo trekking, andando en bicicleta o disfrutando a su manera de la desconexión y relajo que nos dan estos gigantes de tierra. Pero, ¿alguna vez te has preguntado quién está a cargo de la mantención y cuidado de estos parques? ¿Quiénes son los encargados de limpiar y arreglar los senderos? La verdad es que son muy pocas las personas que realizan este trabajo, y de hecho en la mayoría de los lugares nadie lo hace porque es demasiado.

Club de paleo

Historia.

Los parques El Durazno, Manquehue y Aguas Claras son de ingreso libre para todos los que quieren hacer deportes de cerro, desconectarse de la ciudad por un rato o simplemente descansar en la naturaleza. La forma de financiarlos ha sido mediante marcas interesadas en mejorar la experiencia de las personas con un mensaje de conciencia en cuanto a su uso, por lo que los actores que se involucran con estos espacios, como dice Santiago Flores, uno de los fundadores de la iniciativa, es que sienten un grado de deuda y con la necesidad de aportar con algo. Fue así como un grupo de voluntarios se propusieron arreglar senderos de MTB en El Durazno, una pequeña semilla de cambio cultural en el cuidado y uso responsable de los espacios que dan la posibilidad de realizar actividades al aire libre. Una semilla que se convirtió en el Club de Paleo.

club de paleo

El Club de Paleo se presenta como la oportunidad de sumar ante esta realidad y devolverle la mano a los cerros. Es un hecho que la mayor cantidad de visitantes conlleva a un trabajo de mantención aún más grande, por lo que la iniciativa impulsada por Outlife es una solución genial que funciona mediante pura colaboración y compañerismo. Se trata de voluntariados de paleo, para así mantener senderos y también crear nuevos. Las formas de participar son dos, la primera puede ser mediante un voluntariado directo, aportando horas de paleo en el mismo cerro. O si la pala no se te da muy bien o no hay tiempo para ir, se puede ser miembro aportando dinero que equivale a horas de paleo.

“Si queremos mejorar el estándar de los parques, los usuarios se tienen que involucrar. Iniciativas como el Club del Paleo no son donaciones, son para uno mismo, porque los lugares van a estar más ricos en la medida de que más usuarios se motiven a devolverle la mano al cerro. Esto, que es tan fácil de entender en unas pocas palabras, cuesta mucho llevarlo a la acción, porque requiere un cambio cultural que está en proceso.” Santiago Flores, encargado de Comunicaciones y RRPP de Outlife

Como forma de agradecimiento por la buena acción existen muchos beneficios a los cuales puedes acceder formando parte de la iniciativa, descuentos en varias tiendas (equipos, ropa, cervezas y más) que puedes revisar en la página del Club de Paleo. Así que ya sabes, sé parte de esta bandera de cambio cultural sobre el uso de los lugares en donde disfrutamos del outdoor. El lema es simple: devuélvele al cerro lo que él te da.

club de paleo outlifeClub de Paleo071_jonathajunge__194908313

Damián Saavedra

Damián Saavedra

Periodista. Amante de la naturaleza, el fútbol y el surf. "Crecí en un ambiente en donde la admiración y el respeto por la naturaleza era imprescindible, por lo que tengo el objetivo y compromiso, como persona consciente, de cuidar, respetar y proteger los ecosistemas y el medioambiente."
Más artículos de Damián