Disfrutando la pesca deportiva en el fin del mundo

IMG_0106-2

Un increíble paisaje en el cual puedes experimentar las cuatro estaciones en un mismo día. Vientos acompañado de nevazones repentinas que terminan con un fuerte sol. Así es la patagonia y la invitación de Pesca Patagónica, emprendimiento nacional creado el 2015 que busca acercar a todos los chilenos y extranjeros a este remoto lugar.Una paz absoluta, acompañado de tu caña de pescar y el sonido del famoso Río Grande. Tranquilidad, que solo en ocasiones se quebranta por los fuertes vientos patagónicos y el correr de los guanacos. Esto es lo que se vive pescando en Tierra del Fuego. Un viaje extraordinario e imperdible que comienza en Punta Arenas, disfrutando de un exquisito Chupe de Centolla junto a una copa de vino blanco. ¿Qué más se puede pedir? Conversaciones entre amigos, intercambiando historias y risas durante toda la noche. La bienvenida de Pesca Patagónica a nuestra aventura.

La isla mágica
Muy temprano en la mañana, nos disponemos a cargar nuestras 4×4 para comenzar la aventura desconocida para todos, pero que sin duda jamás olvidaremos. Nos acompañan guías expertos, quienes nos entregan las instrucciones para aprender a pescar. Algo que rescato de este viaje es que cualquier persona lo puede hacer sin la necesidad de tener conocimientos previos. Luego de una breve clase, fuimos bordeando el Estrecho de Magallanes. Esa angosta franja de mar, que separa nuestro último pedazo de tierra continental con la isla de Tierra del Fuego. Un lugar que esconde, conoce mil historias y leyendas de atrevidos navegantes que año tras año se aventuran en sus aguas frías y peligrosas. Para llegar a nuestro destino final, es necesario subir a una barcaza. Ahí aguantamos fuertes vientos que a veces nos hacen dudar de lo que estamos haciendo. Se hace difícil, pero las ganas de poner nuestros pies en Tierra del Fuego y disfrutar de la pesca son más fuertes. Tras unas horas de viaje, divisamos tierra nuevamente. Recuperamos fuerzas comiendo y bebiendo algo caliente. Ahora sí. Estamos listos para comenzar nuestro viaje por esta isla remota. Tierra de pampas interminables, gauchos, colonos y chilenos que hacen patria en el fin del mundo. No vamos apurados, decidimos parar en medio de la nada y admirar el paisaje. Estamos rodeados de corderos magallánicos y guanacos. Nos preocupamos de sentir, de disfrutar un almuerzo especial acompañados de una cerveza Austral. Felices nos vamos, debemos continuar nuestro camino. Mientra la vegetación se integra en nuestra cabeza, llegamos a nuestro refugio inmerso en un gran bosque de árboles. Construido muy rústicamente, es un espacio acogedor, un lugar perfecto para descansar después de nuestra larga travesía desde Punta Arenas.

i2_TDF_005-2

i2_TDF_009-2

IMG_0180

Descubriendo la aventura en el fin del mundo
Con las energías renovadas y un buen desayuno comenzamos a preparar los implementos necesarios para nuestro primer dia: cañas, aperos, moscas. Nos indican que el destino de hoy será Rio Grande, un lugar conocido mundialmente por la pesca y la variedad de truchas. Al llegar ahí arreglamos nuestro equipo, comenzamos a caminar al lado del río y empezamos a disfrutar de la pesca estilo spinning y con mosca. Cada uno decide qué estilo ocupar.El día transcurría tranquilamente, ya llevamos horas intentando pescar algo hasta que escuchamos una fuerte explosión de agua. Vamos corriendo a ver que pasa y… ¡Sorpresa! nada más y nada menos que un salmón de 14 kilos en la línea de nuestro amigo. En este momento todos queremos ayudar y nos hacemos los expertos, vamos dando indicaciones y opiniones para saca a este tremendo animal acuático. No nos rendiremos y durante 40 minutos luchamos, hasta que logramos nuestra hazaña. El salmón se rinde y finalmente conquistamos las aguas de Río Grande ¡Qué trofeo!. Es tan pesado para nosotros, que apenas lo podemos sacar, tenemos que pedirle ayuda a otro camarada. Estamos felices, capturamos la verdadera esencia de este increíble ejemplar que sólo Tierra del Fuego te puede regalar. Los días aquí son tranquilos. Apreciamos su flora y fauna, disfrutamos apasionantes jornadas de pesca en lagos, castoreras, riachuelos y ríos. Encontramos truchas marrones, arcoiris, fario y otras especies, sin duda el paraíso de la pesca deportiva. Vivimos conversaciones interminables con los amigos. Noches de eternas conversaciones, risas y vino. Antes de irnos, nos despedimos con el almuerzo típico de aquí: Cordero Magallánico al palo ¡el broche de oro para este viaje!,y aprovechamos de conocer a otros animales característicos de este mágico lugar, el Pingüino Rey ¡Qué maravilla!. Conocimos todo lo que teníamos que conocer y disfrutamos todo lo que se podía disfrutar.

IMG_0012-2

IMG_0106-2

IMG_0110

IMG_0059

IMG_0141

IMG_9929

IMG_0166

Si deseas obtener mayor información sobre este increíble destino y otros similares, te invito a ingresar a www.pescapatagonica.com y conocer más de este emprendimiento nacional que busca dar a conocer y acercar estos maravillosos lugares de Chile, tanto a compatriotas como a extranjeros.