La nueva generación de kayakistas sacando la voz por el río Mapocho

Screenshot_2018-08-17-18-36-30-1-1

Hace un tiempo ya que tenía pendiente expresar a la comunidad mi opinión sobre un proyecto hidroeléctrico ubicado en Santiago. Primero me presento; mi nombre es Mauro Cozzi Villagrán, tengo 17 años y soy kayakista. A continuación les contaré un poco sobre el proyecto hidroeléctrico ubicado en el río Mapocho.
Para contextualizar, el río Mapocho nace en las altas cumbres de los Andes, a las faldas del cerro el Plomo, en la confluencia de los esteros Molina y San Francisco. Luego desciende torrentoso por quebradas hasta abrir su paso al valle. Un río de origen salvaje, que luego es maltratado en Santiago, ciudad que cruza por el centro mismo, antes de desembocar en el río Maipo (del cual es el principal tributario).
El río Mapocho es un símbolo antiguo, con una importancia que se extiende mucho antes que la llegada de los españoles a América, antes de la colonización y todo el asentamiento en nuestro valle de Santiago. Este río ha tenido muchos usos a lo largo de la historia de nuestro país, usos tales como basural, desagüe (aunque su color café tan turbio es producto de los minerales provenientes de la cordillera) y otros.
Pero al parecer esto no era suficiente, y a comienzos del 2017 decidieron destruir un poco más el río. La empresa EAG (Electro Austral Generación) decidió construir una central de pasada en la última parte apta para practicar el kayakismo en este río. Esta central es pequeña, pero su impacto es gigante, pues desviará todo el cauce del Mapocho a la altura de la confluencia de los esteros que le dan origen. El agua será devuelta 6 kilómetros más abajo, solo unos pocos kilómetros antes de la plaza San Enrique. Acabando así en su totalidad con la última sección navegable de este hermoso río que pocos saben que existe.Screenshot_2018-08-17-18-39-44-1

Su impacto en la comunidad
Aunque esta zona no sea un lugar muy habitado, sí residen varias familias en la rivera del río Mapocho, en el sector que se verá afectado. De ellos, un gran porcentaje se dedica a la ganadería, las artesanías y agricultura. Con la sequía total del rio, estas personas verán afectadas sus siembras, ya que el río es la principal fuente de regadío de estas. La ganadería por otra parte, debido la falta de agua, será más difícil de alimentar.
Si analizamos el panorama completo nos encontramos con que se verá afectado desde el regadío hasta el turismo en esta zona, que por ser paso obligatorio para llegar a los centros de esquí más grandes de la región, posee un gran flujo de turistas durante los meses de invierno.
La semana pasada tuvimos la oportunidad de conversar un rato con una señora residente de la zona la cual nos dijo; “Nadie nos preguntó si queríamos esto”, luego, ella nos dio a entender que el río le proporcionaba regadío para su jardín, entre otros tantos beneficios.
Finalmente, y ante este tipo de amenazas a nuestra sociedad y la naturaleza que nos permite subsistir, solo puedo pensar en la importancia de la educación. Mientras más nos eduquemos, leamos, veamos y aprendamos lo que le estamos haciendo a nuestro país y a nuestros territorios, seremos capaces de detener esto que ahora llamamos ‘progreso’, pero que el día de mañana significará el fin de nuestro hogar.
Como joven de 17 años espero que la conciencia en temas de este tipo vaya creciendo cada vez más en mi generación y en las que vienen, para así poder proteger la tierra de la mejor forma que existe: saliendo a caminar, remar y comprender nuestra geografía, aquella que da forma a nuestros cuerpos y símbolos.

bestias del sur salvaje

bestias del sur salvaje

Colectivo de deportistas y exploradores comprometidos con el ambiente y las comunidades.
Más artículos de bestias del sur salvaje