“Mate que Dios perdona”. Estas son las increíbles propiedades de la yerba mate.

mate

El mate llegó para quedarse, así de simple. Todos somos testigos de la popularidad que ha alcanzado esta bebida, se toma en casi toda Latinoamérica, y aquí en Chile ya es normal encontrarla en el sur, en las playas, en la montaña, en parques y en todo destino, porque sin duda es una fiel acompañante de viajes y aventuras. Pero, ¿conoces todos los beneficios que da? ¿Las ventajas que entrega al momento de hacer deporte? Prepárate, porque después de ver esto no querrás soltar tu mate.
La yerba mate es una planta de la Selva Paranaense, que queda entre Brasil, Paraguay y Argentina. Se le sacan sus hojas y ramas, luego se secan, se muelen y listo. Puede ser consumida de muchas formas, pero por lo general, se toma como infusión. Es una bebida tradicional de Latinoamérica que la rodea toda una mística. Es muy difícil que alguien te niegue un mate y en parte eso lo hace tan especial, ya que se comparte y reúne a todos sin distinción. Y como si fuera poco, tiene excelentes, y casi increíbles, cualidades nutricionales que solo benefician la salud.

¿Cuáles son estas mágicas propiedades?

– Gran poder antioxidante. Lo que ayuda a mejorar las defensas naturales del organismo, previniendo ciertas enfermedades, y también te protege del daño celular. Es de las bebidas naturales que contiene más antioxidantes, incluso más que el té verde.
– Es fuente de vitaminas. Tiene vitaminas del grupo B, que son esenciales para la producción de energía y células rojas
– Es fuente de minerales. Tiene potasio, necesario para el funcionamiento del corazón, y magnesio, que ayuda al cuerpo a incorporar proteínas.
– Efecto energizante. Tiene xantinas, parecido a la cafeína, pero sin el bajón de energía y palpitaciones propias de este estimulante.
– Aumenta la concentración. Estimula el sistema nervioso central y promueve la actividad mental.
– Ayuda a la digestión. Debido a que estimula el movimiento intestinal. También es un diurético natural, favoreciendo la eliminación de orina.
– Cicatrizante. Algunos estudios afirman que la planta posee taninos, que actúan en el organismo como cicatrizantes y astringentes.
– Relajante muscular. Se afirma que el mate retrasa la acumulación de ácido láctico en los músculos, lo que la hace recomendable en personas que practican deportes o actividad física.
– Calma el apetito. Posee sustancias que calman la ansiedad, ayudando en dietas de reducción de peso por ejemplo.
– Reduce de la presión arterial. Sus propiedades lo hacen un excelente vasodilatador, por ende un reductor de presión arterial.

IMG_4833

¿Pero cómo funciona?

Sí, los beneficios de la yerba mate son muchos, tantos que resulta casi ilógico no aprovecharlos en todo momento, en la rutina diaria y, por supuesto, en los momentos de realizar deporte.

1. Energía y concentración

Toda persona que realice trabajo físico necesita energía, y no hay mejor estimulante natural que el mate, ya que tiene cafeína, pero sin el bajón energético que da ésta. Y además nos mantiene activos por más tiempo. Al no tener los efectos secundarios, no solo potencia el trabajo físico, sino que también estimula la concentración mental. Es decir, te deja con la energía física y mental esencial para enfrentar cualquier desafío.

2. Resistencia y ácido láctico

Cuando hacemos deporte y llegamos a nuestros límites físicos, los músculos empiezan a arder, eso es producto del ácido láctico. La yerba mate ayuda a la prevenir la acumulación de este adversario, lo que permite que continuemos entrenando por más tiempo. Y gracias a su efecto estimulante, retrasa el cansancio y la fatiga. En otras palabras, mejora la resistencia física.

3. Reponedor

Después de cualquier actividad física, necesitamos descansar, algo fundamental para poder seguir rindiendo. Y el mate cumple a la perfección, entrega antioxidantes, vitaminas y minerales que benefician el funcionamiento cardiovascular, al mismo tiempo que recupera músculos y articulaciones, y por último, ayuda a reducir el estrés.IMG_5419

¿Cómo se puede tomar?

No se conocen efectos adversos severos en el consumo de esta planta, sin efectos secundarios ni tóxicos (más allá de lo diurético). Ya sabemos que solo potencia nuestra salud, ofreciendo todos sus beneficios para que los aprovechemos, pero ¿cómo se puede tomar? ¿Frío? ¿Caliente? La verdad es que se puede tomar como te dé la gana, pero igual aquí están las formas más clásicas de consumirla.

Mate tradicional

Hay que agregar la yerba sobre el “mate” hasta llenar las tres cuartas partes. Revolvemos sin el agua y dejamos un espacio del recipiente libre para introducir la bombilla, por donde también se vierte el agua a unos 80ºC. Es fundamental que el agua no esté hirviendo para no quemar la yerba, además que así no queda tan amargo.

Mate con leche

Para preparar mate con leche, calentamos un litro de leche a unos 75-80ºC endulzada a gusto. Colocamos 3/4% partes de yerba mate en un recipiente (mate) a su elección.

Tereré

Aunque el tereré original es con agua helada, muchos prefieren prepararlo con jugos en sobre o de frutas exprimidas, por ejemplo limones, pomelos o naranjas, o con gaseosas. Otra posibilidad es agregarle al agua hierbas como menta o cocú, o cascaritas de naranja.

Mate cocido

Es lo más similar al té en bolsa. Vierta agua caliente (80°C) en una taza, coloque el saquito de mate y deje reposar por unos minutos.

Mate de pomelo

Elija un pomelo, y realice en el centro un agujero suficientemente grande como para colocar yerba mate. Vierta agua tibia en el costado vacío, deje reposar unos instantes, coloque la bombilla inclinada en la yerba mojada y comience a cebar a 70 u 80 grados centígrados.

Damián Saavedra

Damián Saavedra

Periodista. Amante de la naturaleza, el fútbol y el surf. "Crecí en un ambiente en donde la admiración y el respeto por la naturaleza era imprescindible, por lo que tengo el objetivo y compromiso, como persona consciente, de cuidar, respetar y proteger los ecosistemas y el medioambiente."
Más artículos de Damián