Review – Mochila Ferrino Wombat: para salir con tu bebé a la aventura

porrada wombat

¿Ser madre o padre es sinónimo de tener que quedarse en casa? ¡No! Con esta mochila podrás ser una madre o padre todoterreno y disfrutar de la naturaleza en compañía de tus hijos.

ANTECEDENTES

Soy madre de dos hijos pequeños de 5 y 2 años. Pero también soy montañista y adoro los panoramas al aire libre. Este gusto por la naturaleza, el respeto por nuestro entorno y la elección de una vida sana es algo que también me gustaría inculcarle a mis niños. Y si bien leemos en conjunto y hablamos de forma recurrente al respecto en nuestro diario vivir, no hay mejor forma de enseñar tal aprecio que por medio del contacto directo. Es decir, hay que atreverse a exponer a los niños a la naturaleza: salir de la ciudad, zambullirse en el barro, saltar entre piedras, observar la fauna local y trepar árboles. Pero salir con niños a los parques y las reservas naturales es también trabajoso y difícil. Son múltiples los factores que debemos tomar en cuenta para que el paseo no se convierta en una tortura. Los padres se llevan ahí la tarea de no morir en el intento.

Desde luego, en una primera instancia, se vuelve necesaria la elección del equipo adecuado. Cuando el niño no se desplaza por sí solo (o no, al menos, lo suficiente), hay que cargarlo. Si no quiere quedar con los brazos acalambrados, necesitará una mochila porteadora de bebés. Yo adquirí una hace 5 años para mi hijo mayor y gracias a ella, pudimos salir en familia y recorrer varios lugares. Hemos ido al Cajón del Maipo, al Parque Yerba Loca, al Parque Nacional Alerce Andino, a las faldas del volcán Osorno por el Parque Nacional Vicente Pérez Rosales, al Parque Nacional Bosque Fray Jorge y muchos otros sitios de gran belleza escénica. Incluso llegamos a la laguna ubicada a los pies del Cerro Torre, por el lado de la patagonia argentina (el relato se puede leer aquí). En esa ocasión, caminamos 18 km con nuestros niños – y puedo asegurar que las fotos familiares más hermosas que tengo y los recuerdos más vibrantes se remontan a aquella experiencia alucinante.

Dado mi oficio, mi condición de madre y mi interés por las actividades de montaña, siempre ando atenta a los productos que ofrecen las tiendas. En esta ocasión, quisimos probar la nueva mochila Ferrino Wombat ($119.900), disponible en la tienda Andesgear. A continuación relataremos nuestra apreciación.

DESCRIPCIÓN

El “Wombat” es un marsupial bastante musculoso que sólo encontraremos en Australia y Tasmania. En tanto que marsupial, transporta a sus crías en unas bolsas y esto por una duración de seis o siete meses (luego de su gestación en el vientre materno). La mochila alude a este animal porque, al cargar a su hijo, estará emulando dicha forma de vida.Mochila para niños Ferrino La marca italiana Ferrino diseñó una mochila porta bebé cómoda y con respaldos acolchados y transpirables. Sus correas son ajustables y su altura es regulable, por lo que se adapta a cualquier tamaño y tipo de cuerpo.
Destaca también la gran cantidad de compartimentos para guardar objetos y sus bolsillos laterales con rejillas. Como mamá y fanática del trekking con niños, les aseguro que esto es de gran importancia: si queremos disfrutar del recorrido por la naturaleza, más nos vale llevar todo con nosotros. Y con esto me refiero a pañales y artículos de aseo (una superficie para recostar al bebé, toallitas húmedas y alcohol gel), mamaderas, líquido (agua, jugo y/o leche en polvo), snacks (la comida del bebé y algún tentempié para el/la porteador/a), ropa de recambio, pañuelos y paños de género (nosotros les llamamos “tutitos”) y entretención (puede ser un peluche para el bebé, algún juguete favorito y, también, para incentivar su imaginación, creatividad y sed de exploración, recomendamos andar siempre con lupas y largavistas). La mochila Ferrino Wombat permite organizar esta gran cantidad de material gracias a sus múltiples bolsillos. Así, nada nos atrapará por sorpresa.Mochila para niños Ferrino Mochila para niños FerrinoLa mochila está diseñada para un peso no mayor a los 20 kg, por lo que conviene realizar el cálculo adecuado. No sólo el niño pesa, sino también los implementos descritos en el párrafo anterior y la misma mochila (2,7 kg). Por lo tanto, de acuerdo a mi percepción, el rango de edad ideal de los bebés para ser cargados varía entre los 6 meses de edad (o al menos desde el día en que ya pueden estar sentados de manera sólida y recta, sin ayuda) y los 2 años y tres o cuatro meses, aproximadamente. El detalle dependerá, naturalmente, de las características individuales de cada cual.

 PRECAUCIONES

Es importante prestar atención a tres aspectos clave: en primer lugar, si bien la mochila cuenta con una visera o sombrilla, ésta no alcanza a recubrir del todo de la lluvia o del viento. Por eso, tiene que ir con ella a los lugares indicados (una ventolera fuerte o una tormenta en Patagonia, por ejemplo, podría resultar desagradables para el bebé. Para estos casos habría que tomar medidas adicionales). Luego, si bien la sombrilla disminuye el impacto del sol, el bebé no estará del todo cubierto y bajo sombra, de modo que, como padre o madre, jamás debe olvidar ponerle bloqueador solar a su hijo, hidratarlo con regularidad y utilizar un gorro, visera o jockey. En tercer lugar, y por muy obvio que suene, nunca olvide al niño dentro de la mochila: si bien puede desplazarse grandes distancias con él a cuestas, es bueno detenerse cada hora, realizar una pausa, bajar al niño y que éste estire sus piernas. La posición sentada puede afectar su circulación y entumecer las extremidades. Ojo con eso.Mochila para niños FerrinoPodríamos agregar, también, una recomendación extra: tampoco conviene llevar a niños pequeños a mayores alturas. Son muy propensos a sentirse mal ante la falta de oxígeno y esto podría resultar perjudicial para su salud. Además, en la medida en que el niño no es el que se mueve, sino el adulto, hay que revisar que cuente con la temperatura adecuada. Es decir: puede que, por la agitación y el esfuerzo físico, usted sienta que el ambiente está como para andar en polera. Pero el niño siempre debe ir vestido con una capa de ropa extra.

 CONCLUSIÓN

La Ferrino Wombat se alza como una alternativa para aquellos padres que no quieren quedarse de brazos cruzados en casa o que no están dispuestos a contentarse únicamente con un paseo por la plaza. Si bien hay mochilas más robustas en el mercado (con cobertores y con camelbacks, por ejemplo), la Ferrino Wombat destaca también por su ligereza y por su precio más económico. Y sí, también hay que decirlo: su diseño azul y moderno aparecerá bien en cualquier foto. Valor $119.900. Disponible en tiendas AndesgearMochila para niños Ferrino Mochila para niños Ferrino Mochila para niños Ferrino Mochila para niños Ferrino Mochila para niños Ferrino

Francisca Hernández

Francisca Hernández

Cursando la fase final del programa de Doctorado en Filosofía por la Pontificia Universidad Católica de Chile. Casada y madre de 2 hijos pequeños. Deportista desde muy joven, se ha dedicado en los últimos años al running, trail, trekking y montañismo, aventuras que disfruta con sus amigos y su familia.
Más artículos de Francisca