Rishikesh – El Wall Street del yoga

Rishikesh copia

Si te gusta el yoga, vas a amar Rishikesh. Se podría decir que es el Wall Street del Yoga. Caótico, romántico y semitropical donde las hermosas cadenas montañosas menores, los Shivaliks, en los Himalayas, entregan frescor desde sus densas junglas. El lugar está poblado de estudios de yoga, retiros espirituales, cafés para yogis, ropa de yoga, ashrams, dharamshalas y hoteles boutique para todo aquel que sea curioso del yoga. Una vez al año desde el 1 al 7 de marzo se celebra la semana internacional del yoga, nombrándola al fin, la capital oficial de este modo de vida. Desde la capital de India, Nueva Delhi, se puede alcanzar Rishikesh en un tiempo de 6 horas y media por carretera y a vuelo de pájaro (avión) sólo 30 minutos. Nace en la confluencia de los ríos Ganga y Chandrabhaga. Rodeada de montañas, la ciudad marca el comienzo de las planicies gangéticas.  Húmeda en verano y no tan fría en invierno, Rishikesh crece a ambos lados del famoso río Ganges (Ganga en modo local), río sagrado del hinduismo que parece detener y calmar la ciudad. Desde el amanecer se respira espiritualidad con los rituales tempranos llamados ‘pujas’, donde se puede ver a los turistas caminando en trajes blancos o ropas indias desde el dormitorio a la práctica (muy John Lennon*), y se puede escuchar a las familias de devotos de toda India que vienen a visitar el río sagrado y sus templos. La ciudad esta cruzada por dos puentes colgantes separados entre sí por 2kms de distancia, el Lakshman jhula y el Ram jhula. El primer puente está rodeado de cafés y mercados con todo tipo de productos, desde piedras preciosas y semi-preciosas hasta cassettes con mantras para cantar.

Rishikesh8 Rishikesh1Una buena visita es a la librería Gita Bhawan donde es posible encontrar libros de filosofía hinduista traducidos desde el sánscrito al español (puente Ram jhula). El puente Ram jhula, está rodeado de ashrams. Los ashrams y los dharamshalas son lugares de residencia, en los ashram además uno puede aprender ciertas técnicas del gurú local y pagar de manera voluntaria. Los más conocidos y recomendados son: el Yoga Niketan ashram, Shivanand ashram, Omkarananda Patanjala Yoga Kendra y el Parmarth Niketan ashram. (Ojo, pestaña y ceja-estos ashram son tan conocidos que ya tienen tarifa fija!) Todos los atardeceres, como es común en el Ganga, ocurre el tradicional ‘aarti’ o rituales védicos, en los cuales se canta y reza al ritmo de inciensos y fuego, entregando ofrendas de flores y dulces al río, en el cual miles de almas han partido en ‘moksha’ – liberadas, al fin, del círculo de morir y renacer. La visión de las velitas de decenas de personas navegando hacia el horizonte es un momento Kodak ideal. Uno de los puntos más emblemáticos donde atender a los rituales es en el Parmarth Niketan Ashram. Algo que me resultó peculiar es un barrio de babas – hombres sabios. Los babas, uno los encuentra en toda la India merodeando y viajando en los caminos, o retirados en las montañas, pero siempre en movimiento con sus túnicas y sus pocas pertenencias, verlos en un lugar fijo, me llamó mucho la atención. El barrio en sí es encantador con casitas pequeñas, rodeadas de jardín y jungla, y conectadas entre sí por caminos de tierra que dan a la costa del río. Rishikesh tiene como origen las palabras del sánscrito Hrishi-sentidos y ish-dominio, el dominio de los sentidos. El antiguo sabio Raibhya nombró esta ciudad Hrishikesh, luego de hacer penitencias hasta ser visitado por el dios Vishnu. La ciudad está llena de mitologías -en India la mitología no debe ser desafiada como semi-verdad sino como la verdad absoluta- es decir, si le cuentan a uno que un semidiós tomó veneno y se volvió azul, pero quedó vivo…usted asienta con la cabeza en acuerdo (hecho ocurrido en el Neelkanth Mahadev mandir por el dios Shiva).

Rishikesh6 Rishikesh12 Rishikesh5La antigua y sabia ciudad cuenta en su centro con el templo más antiguo Bharat Mandir y el Triveni ghat, lugar antiguamente de acceso al Ganga para los especiales Rishis- hombres sabios trascendidos. La ciudad es un punto de partida hacia los extremos ‘yatras’-viajes de peregrinación a templos lejanos y de difícil acceso para obtener bendiciones. Dos de estos ‘yatras’ son el ‘Char Dham’ y los ‘Panch Kedar’. Conjunto de templos ubicados a más de 3000 msnm al interior de las montañas. Alrededor de Rishikesh se pueden visitar los templos Kunjapuri Mata mandir (a 30 kms), Neelkanth Mahadev mandir (38 kms) y Vashishta Gufa (22 kms).Rishikesh9 Rishikesh11 Rishikesh14Una parada interesante es caminar hacia las puertas del Rajaji National Park y visitar el ashram de Maharishi Mahesh. Lugar abandonado, fue donde Los Beatles hicieron su retiro espiritual, y que, junto al gurú, llevaron adelante el Movimiento de Meditación Trascendental en los 60’s. Según los creadores de Ob-la-di Ob-la-da, el retiro en este ashram fue el más productivo de la banda. Las costas del Ganga, son de libre acceso y las aguas están a temperatura agradable. En estas aguas también está la opción de aventurarse en rafting desde Septiembre a Junio.  Así es Rishikesh, con una presencia absoluta, nos vestimos con nuestra mejor kurta-pijama (atuendo hindu) y salimos a recorrer los diversos tipos de yoga-meditación y retiros espirituales que esta ciudad tiene para ofrecer. Al salir, no olvide cerrar su ventana ya que a los macacos y langur les encanta robar ropa y esto no es un mito.

Si te gustaría tener más información sobre este lugar, puedes contactar a Mystic Yatra, una pequeña agencia chilena-hindú en los Himalayas enfocados en el eco-turismo y que ofrece trekking, paseos en jeep, rutas en mountain bike, retiros de yoga y rituales védicos.

Diana Munizaga

Diana Munizaga

Amante del Yoga y el Trekking, dueña de Mystic Yatra, agencia de eco-turismo en los Himalayas. diana@mysticyatra.com
Más artículos de Diana