Sin espacio para el miedo, el pánico…sin espacio para errores.

hielo

Esta es una de esas historias que parecen sacadas de un guión de película, no solo por la composición fotográfica del film que te hipnotiza con una poesía visual de contrastes entre el hielo, la nieve y el agua, si no por el relato que hay detrás de su protagonista.Hace algunos años, la finlandesa Johanna Nordblad tuvo un grave accidente sobre su bicicleta de descenso, lo que la tuvo al borde de perder una de sus piernas, si no fuera por un “tratamiento en base a frío” que la salvó de ser amputada. Lo interesante es que ese tratamiento no solo salvó su extremidad, sino que despertó en ella una especie de obsesión por el frío extremo, lo que hoy la tiene como duela del record mundial de buceo de apnea bajo hielo logrando descender hasta los 50 metros. El fotógrafo y director británico Ian Derry quedo alucinado con la historia de esta chica que viajó junto a ella al Ártico para registrar unas de sus inmersiones bajo una laguna congelada y de alguna forma, traspasar al espectador las emociones que surgen dentro de este mundo de hielo.

Rodrigo Matus

Rodrigo Matus

Fundador wkndheroes.com
Más artículos de Rodrigo