Surfeando el frio: 6 Tips para no morir congelado

WayNorth_LenaStoffel_AlineBock_byNickPumphrey_Lofoten-Norway-Surfing

Las playas están desiertas, los spots vacíos, toda la costa para ti y un mar con olas geniales todo el tiempo. Así es el surf en invierno, casi perfecto. ¿El problema? Está claro: el frío. ¡Pero es solo agua helada! Sigue estos consejos, toma tu tabla y lánzate al agua al disfrutar de las olas

La previa

La preparación antes de un día de surf marca la diferencia. Para lograr el éxito, lo primero, es alimentarse bien previo a salir, carbohidratos, proteínas y agua por montones. Segundo, elongar y estirar como nunca. En estas sesiones de frío intenso una buena elongación es clave, ya que te ayudará a que haya mejor circulación y el flujo de sangre llegue a todas partes. Es decir, mientras más calientes tendrás mejores movimientos.

El traje

Si lo que quieres es no morir congelado corriendo una ola, necesitas sí o sí un buen neopreno. Así que un traje de 5/4/3 que combine tres grosores de neopreno distintos: 5mm. en el torso – 4mm. en las piernas – 3mm. en los brazos será tu mejor amigo y salvación. Para los más friolentos también es buena opción usar gorro, botines e incluso guantes, para no terminar con todos los dedos chuecos.tumblr_o2ptmsprYb1skog6go10_1280

Tabla

Una de las mejores cosas del mar en invierno, es que las olas están más grandes, rápidas y mejores que nunca. Pero por otro lado, el agua fría suele ser más pesada y densa, así que es probable que necesites una tabla un poco más grande de la que usas habitualmente en el verano. Y con lo entumecido, créenos que viene excelente un poco de ayuda para remar las potentes olas.

Que no pare el movimiento

Una vez en el agua toca moverse harto, mucho, demasiado. No queda otra opción. Así que rema desde las olas más grandes hasta las más pequeñas en todo momento. Ojalá mantener la cabeza fuera del agua lo más posible, y si llegas a estar sentado esperando la ola, las manos van directo a las axilas. Pero si el cansancio no es demasiado aún, lo mejor es que sigas moviendo hombros, brazos y manos para generar calor. No hay que rendirse al frío compañeros.

Secado rápido

El momento de salir e ir a cambiarse puede ser lo peor, el momento en que más expuesto quedamos al frío invernal. Pero tranquilidad, uno de los mejores inventos del surf (que si no lo tienes, debes tenerlo porque cambiará tu mundo) es el poncho toalla. En caso de que no lo tengas, no queda otra que correr por la toalla y secarse. Un consejo puede ser mantenerla caliente, al igual que la ropa, lo que será un verdadero alivio.

El after

Calentarse de a poco después de surfear es una de las mejores sensaciones que existen. Así que una vez fuera del agua, vestido y seco, lo ideal  unos mates o cafés bien calientes  y directo a comer de nuevo para renovar energías. ¿Y por qué no? Unas cervecitas para celebrar el día.

Damián Saavedra

Damián Saavedra

Periodista. Amante de la naturaleza, el fútbol y el surf. "Crecí en un ambiente en donde la admiración y el respeto por la naturaleza era imprescindible, por lo que tengo el objetivo y compromiso, como persona consciente, de cuidar, respetar y proteger los ecosistemas y el medioambiente."
Más artículos de Damián