Todo lo que fue el Festival Biobío Vive 2017

Rio Biobio Por Paulo Urrutia

El Festival Biobío Vive forma parte de la serie de Festivales por los Ríos Libres, que ya se han celebrado a lo largo de todo Chile, los cuales buscan generar conciencia en torno a la protección y defensa de los ríos. La segunda edición del Festival Biobío Vive se realizó este 2017, del 8 al 10 de diciembre, en la zona de Alto Biobío, ubicada desde Los Ángeles hacia la cordillera.

Este evento surge como respuesta al desastre socioambiental que representan las tres centrales hidroeléctricas en el río Biobío: los embalses Ralco, Pangue y Angostura. La construcción de estos proyectos tuvo una fuerte oposición pehuenche y chilena, la cual fue completamente ignorada y las centrales construidas bajo diversas irregularidades, destruyendo gran parte del patrimonio cultural pehuenche y el ecosistema fluvial del río. Como muchos otros, el río Biobío guarda un profundo valor natural y cultural que nada ni nadie debiera destruir. Para entender el mensaje de estos festivales, es importante comprender que el agua de los ríos no se pierde en el mar, sino que transporta nutrientes esenciales para la vida en los territorios y océanos. Que los ríos fluyan libres no es un capricho: es una necesidad, pues son reservorios de agua dulce y sostenedores de ecosistemas completos. Por lo mismo, no podemos seguir represando ríos, perdiendo ecosistemas invaluables y alterando el tejido social de las comunidades humanas que habitan junto a los ríos.

Rio Pangue por Marion Esnault

Las actividades del festival, creadas para visibilizar este conflicto, son organizadas por el colectivo de deportistas Bestias del Sur Salvaje en colaboración con el Municipio de Alto Biobío y empresas de turismo, quienes buscan, a través de la vinculación con la comunidad, potenciar la economía local con énfasis en la valoración del territorio, los productos, costumbres y tradiciones de la zona.

Al festival asistieron personas de Alto Biobío y de todo Chile, así como de países tan lejanos como Francia, Estados Unidos e Italia. Como ya es tradición en este tipo de eventos, se realizaron bajadas populares en rafting abiertas a todo público. Los participantes del evento también pudieron asistir a diversas actividades; como carreras de kayak y rafting, charlas de educación ambiental y disfrutar la presentación al aire libre de dos documentales que abordan problemáticas socioambientales en nuestro país y el mundo. Se presentó “Damnation”, el cual muestra el proceso de desmantelamiento de una central hidroeléctrica en Estados Unidos. También fue estrenada “La otra cordillera”, un cortometraje sobre el descenso en kayak del río Carampangue, en Nahuelbuta, donde se revela el profundo impacto producido por la industria forestal, así como la latente belleza de esta gran cadena montañosa.

Kayakistas-antes-de-competir-(2)---Katrin-Benohr

Cabe destacar la importante participación de un grupo de estudiantes del Liceo Intercultural Bilingüe de Alto Biobío, quienes participaron en los talleres de canyoning, así como de un grupo de mujeres del territorio quienes conformaron un equipo de rafting llamado Malen Leubü (“niñas del río” en chedungún), el cual logró segundo lugar en las competencias de rafting femenino. En la manera que seamos capaces de comprender las complejas interacciones que ocurren en ríos y ecosistemas planetarios en general, podremos tomar decisiones responsables en estos temas. Por ello, en Bestias del Sur Salvaje proponemos los deportes al aire libre como herramientas de apego y entendimiento del entorno.

Biobío Vive es un llamado a deportistas y habitantes del río a no quedarnos de brazos cruzados, a levantarnos por la defensa y protección de nuestros cuerpos de agua, para que nunca más se repita lo que pasó en Alto Biobío y comprender que este río aún vive y merece fluir libremente. Sabemos que es difícil, y que Chile aún no está preparado, pero vemos el ejemplo de países como Estados Unidos, donde ya se han desmantelado más de 1400 represas a la fecha, lo cual nos debería dar un ejemplo a seguir para que nuestros ríos puedan fluir en paz.

Grupal final - Autoctono Films Kayakistas antes de competir - Paulo Urrutia Documentales al aire libre por Paulo Urrutia 2do lugar malen leubu - Paulo Urrutia Rio Queuco por Paulo urrutia marcha pewenche por Marion Esnault

Jens Benohr y Paulo Urrutia

Jens Benohr y Paulo Urrutia

Somos dos amigos que han forjado una profunda amistad entre aventuras por montañas, ríos y ciudades, con una mirada crítica hacia ese modelo de desarrollo que depreda la naturaleza y las comunidades que ahí habitan. El amor hacia estos parajes y su gente los ha llevado a crear Bestias del Sur Salvaje, un colectivo de deportistas y exploradores quienes tienen la firme convicción de que el rol de los deportistas debe trascender la práctica de sus deportes y transformarse en compromiso con las personas y lugares que visitan.
Más artículos de Jens Benohr y Paulo Urrutia