Inmensidad blanca

1.

En diciembre de 1935, Antonie De Saint Exupery tiene un accidente en una avioneta que los deja a él y su copiloto votados por cuatro días en la mitad del desierto del Sahara. Luego de haber sobrevivido a esto, naturalmente hace algunas reflexiones de vida que dejara plasmada no solo en su obra maestra “El Principito”, sino que, en más de alguno de sus escritos, como por ejemplo la idea de la inmensidad; mil paisajes no constituyen más que una partícula de polvo en la inmensidad del mundo.”

En Septiembre del 2013, al igual que Antonie, hice una reflexión similar sobre esta idea, no fue por algún accidente ni tampoco bajo alucinaciones por falta de hidratación, más bien quede alucinada por el paisaje que me rodeaba en uno de los paseos más lindos que he hecho hasta el momento.

1.

2.

3

Donde mirara se veía inmenso, hacia al frente no había un fin ni un límite. Así como cuando miramos el mar y no sabemos en donde termina, yo vi un mar de hielo. Gritamos y el eco del sonido nos pareció aún más inmenso, tampoco tenía fin. Se extendía hasta escuchar nuestras mismas palabras pero ya muy lejos. El color blanco pasaba por los celestes llegando a los azules oscuros, una gama inmensa en estas tonalidades, en todos lados estaban estos colores, en el hielo, la nieve, el agua y el cielo. La sensación de frío, igual de inmensa. No había un lugar con calor ni la posibilidad de hacer calor en este  interminable espacio de hielo. Estaba parada en el majestuoso e imponente Glaciar Grey. Una gigante de hielo que forma parte de los Campos de Hielo Sur, en Las Torres del Paine. Hace 18 años tenía una longitud de 28 km de ancho, hoy solo son 6. Este este glaciar al igual que muchos lamentablemente están empezando a desaparecer.

Éramos unos diminutos personajes en un inmenso mundo. Nos sentimos chicos cuando sabemos que no tenemos el control ahí, sino que lo tiene la naturaleza y su inmensidad

Después de unas horas caminando sobre el hielo me detuve a mirar  y sentí la inmensidad del paisaje en el que estaba, esa agradable sensación de sentir que la naturaleza es la que manda ahí. Éramos unos diminutos personajes en un inmenso mundo. Nos sentimos chicos cuando sabemos que no tenemos el control ahí, sino que lo tiene la naturaleza y su inmensidad.

Fue un paseo que duró un día. Partimos en sodiac por el lago Grey hasta el glaciar ubicado final de este, estábamos felices y como no, si teníamos la suerte de estar en la única embarcación autorizada a meterse al Grey fuera de temporada. Esto lohacíaa aún más interesante, un paisaje sin gente y en una época de clima invernal.

Subimos por las morrenas, una masa sólida de arena y piedra, que es finalmente una gigante roca formada por la extensión de los mismos glaciares. Después entramos en este gigante blanco para comenzar nuestra caminata sobre el hielo milenario. En un comienzo el paisaje parecía algo monótono pero al mirar en detalle, cada hielo era forma distinta, cada pared con grietas diferentes y muchas lagunas congeladas en donde las piedras que tirábamos rebotaban y hacían un sonido que solo he escuchado ahí.

4

5

6

Que agradable sensación de libertad es desprenderse de nuestros pensamientos cotidianos, desprenderse de la sensación de frío y cansancio y solo quedarnos con la idea de disfrutar y gozar ese minuto y ese espacio. Si te olvidas de esas cosas y te dedicas mirar de verdad, puedes ver más y mejor. Todo lo que vi en esa tarde me pareció alucinante.

El paisaje de nieve y hielos es un paisaje dinámico  que va variando por la temperatura, ningún día es igual al otro. Los inmensos ruidos de los derrames de glaciar retumban en todos lados a tal punto que no sabes de donde vienen, es un sonido que al principio asusta pero despues gusta! Lo que verdaderamente me asustó fue lo que si sabia que iba a pasar, no solo que este paseo estaba llegando a su fin, sino que, en algún minuto ya no quedarán más de estos hielos, ya no quedará más de este grandioso glaciar. Probablemente en algún futuro, tal vez no tan lejano, habrá una inmensidad de agua. Es por eso que después de esta experiencia solo les puedo decir que mientras se pueda no dejen de aprovechar a esta gran inmensidad blanca.

Wknd Crew